Enfoque Gestáltico

 

Para la Psicoterapia Gestáltica es fundamental incentivar el darse cuenta de la persona, de modo que cada vez vaya siendo más consciente de sí misma. Al hacernos conscientes es posible hacernos cargo de nosotros mismos, y por ende hacernos responsables de nuestras acciones. Al mismo tiempo, el darnos cuenta de nosotros mismos nos permite conocernos como realmente somos, dejando de lado el deber ser y aquello que nos han dicho que somos, de forma que la terapia es un viaje interno de autoconocimiento que posibilita la autoaceptación y el autoapoyo.

 

Se trabaja con lo que está ocurriendo en el momento presente, y se toma el pasado en la medida que afecta el aquí y ahora. Para esto, se utilizan técnicas vivenciales que permiten profundizar el darse cuenta a través de la experiencia en el momento presente, considerando que el entendimiento racional no es suficiente para generar cambios, sino que es necesario primero una experiencia vivencial para luego profundizar en la comprensión. 

 

Se concibe el ser humano como un ser holista, como un todo, en el que nuestra mente y nuestras emociones afectan al organismo completo, por lo cual se escuchan los mensajes del cuerpo y los sueños para darnos cuenta de aspectos psicológicos y emocionales.