Potencial del caos


Movilizamos nuestros recursos en la medida que lo necesitamos.

Cuando surge la necesidad y las maneras aprendidas no son suficientes para satisfacerla, se crea un espacio que permite que cosas nuevas surjan. Al no saber cómo satisfacer esa necesidad, o no poder hacerlo, o darme cuenta que las estrategias que conozco no me sirven, el espacio se vuelve doloroso, de caos, incertidumbre, angustia, insatisfacción... en ese momento tengo dos opciones:

1- hacer algo para anular esa sensación y evitar sentir el dolor, o evitar sentir la necesidad, autoconvencerme de que no puedo, o que no lo necesito, que no es para mí, o evadir con comida, drogas, alcohol, tv, etc.... cualquier cosa que reprima, anule, o esconda la sensación.

2- transitar ese espacio difícil... quedarme con ese sentir, conocerlo, aceptarlo, para que de ese caos surja algo nuevo. Para que desde la incertidumbre surjan nuevas certezas. Ahí hay un increíble potencial. Puede ser de gran ayuda acompañarnos por alguien que haya pasado por el proceso y/o un terapeuta.

Nadie sabe de lo que es capaz hasta que se enfrenta a una situación nueva.

Esto implica que:

- Si no sé algo o no puedo hacer algo ahora, no es porque no pueda, sino porque no he tenido la necesidad real de desarrollar ese conocimiento o habilidad.

- Tenemos un potencial latente mucho mayor de lo que pensamos y de lo que se manifiesta.

- Los recursos y las habilidades se desarrollan en la medida en que nos son útiles y necesarias.

- Si perdemos contacto con nuestras necesidades, tendemos a quedarnos en lo conocido y no ir más allá.

- Muchas conductas que tenemos y cosas que hacemos son para evadir el dolor, anular las sensaciones o las necesidades por miedo a transitar la incertidumbre e ir más allá. Si dejamos de hacerlas y prestamos atención, aparecen.

- Si tapo mis necesidades por mucho tiempo, el cuerpo empieza a gritar a través de síntomas.

- Si alguien está satisfaciendo siempre nuestras necesidades, nos impide desarrollar nuestros propios recursos.

- Si estamos siempre satisfaciendo necesidades de un otro, impedimos que esa persona desarrolle sus propios recursos. Por más que lo hagamos con amor, estamos anulando el despliegue de su potencial.


Entradas recientes