Biomagnetismo

 

 

El biomagnetismo es una terapia complementaria que se basa en el principio de que la tierra es un gran campo magnético y que todo lo que está en ella tiene energía magnética. En el cuerpo humano cada célula tiene energía electromagnética, y es cuando se rompe el equilibrio energético que se produce la enfermedad, ya sea física o emocional, por lo que el biomagnetismo busca restaurar el equilibrio energético del cuerpo a través de la aplicación de imanes de mediana intensidad. Estos imanes se ponen en zonas estratégicas según la enfermedad, y dependiendo de cada caso es la polaridad que se utiliza en el tratamiento.

 

Se realiza primero una evaluación, en la cual se indaga si hay alguna zona con problemas energéticos, se investiga las posibles causas de la enfermedad y todo esto permite al terapeuta definir las áreas a trabajar en las sesiones de tratamiento. Además en ocasiones se dejan algunas indicaciones que acompañan el tratamiento entre las sesiones. 

 

En la terapia se utiliza también agua ionizada que tiene múltiples beneficios en el cuerpo, como  la regulación de la presión arterial, mejor funcionamiento del intestino, limpia el cuerpo de sustancia tóxicas, energiza, y además ayuda a que funcione más efectivamente el tratamiento con imanes. 

 

El biomagnetismo sirve para todo tipo de enfermedades, no tiene contraindicaciones y es apto para personas de todas las edades.